Comer y entrenar, todo es empezar

La pasada semana coincidí con un antiguo compañero con el que trabajé en mis años mozos. Hacía bastante tiempo que no nos veíamos y, como siempre, te llevas una grata sorpresa cuando te reencuentras con alguien con quien has compartido buenos momentos de tu vida.

 

Entre otras cosas, me dijo que físicamente se había echado a perder y que quería recuperar un poco la forma. Tras un rato hablando me contó a qué se debía, a uno de los problemas de siempre: la falta de tiempo provocada sobre todo por el trabajo.

Las interminables jornadas partidas o maratonianas suelen ser las que en un principio nos impiden tener los hábitos que suelen recomendarse como saludables: una buena y correcta alimentación y un ejercicio físico moderado.

En  thesportinmind.com  nos dan unos números bastante significativos de los motivos por los que la gente en general no realiza actividad física:

  • 69% falta de tiempo
  • 52% falta de motivación
  • 59% falta de energía

However it is also important to acknowledge the reasons as to why people don’t exercise. Most people blame not exercising on a lack of time (69%), lack of energy (59%) and lack of motivation (52%). As we can see all of these sources are internal and can be controlled by an individual. Therefore a change is needed to address this issue.”

Bajo mi punto de vista la falta de motivación no es realmente una excusa, ya que todo el mundo quiere (comprobado tras años de experiencia) hacer algo de ejercicio. Saben que es bueno y saben que tienen que hacerlo. ¡Pues ahí tenéis la motivación! Lo que sucede es que es somos vagos o miedosos, como bien dice una cita de José Alberto Benitez (@jabenitez88):

frase jabe Muchas veces la confundimos el poner excusas, la pereza o la vagancia con la falta de energía, tema que trataré más adelante.

Falta de tiempo

En cuanto a la falta de tiempo, cabe mi duda al respecto. Diariamente estoy en contacto con clientes que trabajan a jornada partida y, sin embargo, realizan su plan de entrenamiento al menos 3 veces por semana, durante 1 hora. En medio de su jornada van al gimnasio y dedican ese tiempo a entrenar antes de volver sus quehaceres.

 

Incluso puedas pensar que son unos privilegiados ya que tú sólo dispones de 30 minutos para salir a comer antes de volver a la oficina. Entonces te pregunto, ¿tu trabajo te ocupa 12 horas diarias durante todos los días?

Voy a imaginar una jornada maratoniana con unos horarios ficticios. Puede que entres a trabajar a las 09:00 de la mañana y para ello tengas que levantarte 2 horas antes. Partimos de que son las 07:00 de la mañana y hasta las 09:00 no llegas a tu puesto de trabajo. Realizas tus 5 horas de jornada de mañana, saliendo a las 14:00h; tienes que entrar de nuevo a las 15:00h, o sea que sólo dispones de una hora para comer. Ok, de acuerdo no tienes tiempo para ir a ningún lugar a entrenar. Te incorporas a las 15:00h y sales sobre las 20:00h, jornada que ya supera las 9 horas, pero que se puede dar el caso. Y encima tienes casi 2 horas de camino hasta tu domicilio con lo que nos dan casi las 22:00h. Bien, ¿nos vamos a la cama? Entramos en dilema, sabemos que quieres hacer ejercicio físico, que quieres alimentarte correctamente, pero contamos un horario nefasto. Para dormir al menos 7 horas, te tienes que acostar a las 00:00h como muy tarde.

Ahora te cuento una cosa: ¿sabes que en 20 minutos puedes realizar un entrenamiento diario? Y si me apuras, tan sólo 3 días a la semana.

En YouTube puedes encontrar cantidad de entrenamientos para realizar en tu hogar. Por ejemplo, se me ocurre recomendarte dos:

Además, en el apartado de entrenamientos podréis encontrar ejemplos para realizar en casa.

Esto por un lado.

Otra de las excusas a la que hacía referencia es la falta de energía. Solemos confundirla con cansancio mental, stress, pocas ganas de hacer algo… Pero realmente esa falta de energía no viene causada porque no tengáis vuestros niveles cubiertos. Seguro que vuestro requerimiento calórico es el necesario y suficiente para entrenar, aunque puede darse el caso de que no sea así. Y enlazo ahora con la cuestión que expongo más abajo.

Comer o alimentarse de forma correcta y ordenada.

Una reciente encuesta afirma que:

  • Como hábito regular un 30,6% de los entrevistados afirma comer todos los días fuera de casa. En este rango se ubican las personas que tienen el centro de trabajo o de estudios lejos de su hogar.
  • Como hábito puntual entre un 23% y 25% comen fuera una o dos veces por semana. No necesitan comer fuera porque pueden acudir diariamente a su casa, aunque en casos puntuales tienen que comer con algo comprado en algún establecimiento de alimentación o similar.

Según la FUCI (Federación de Usuarios Consumidores Independientes), el 28% de los españoles que comen fuera optan por llevar preparada desde casa su propia comida al trabajo, cuando hace tres años el porcentaje era del 15%, según un informe sobre los hábitos alimenticios de los consumidores en relación con su jornada laboral. http://www.20minutos.es/noticia/861981/0/fuera-de-casa/comida/trabajo/

En una investigación realizada en el 2010, el 58% de los ciudadanos que salían cada día a trabajar optaban por comer de menú, mientras que solo un 4% lo hace a la carta. Además, un 37% se llevan la comida de casa, un porcentaje creciente desde 2010, fecha del último estudio de FUCI.

 

estadisicticas comer fuera

Los españoles entre 18 y 35 años optan mayoritariamente por el tupper.

Muchos de mis conocidos, amigos y clientes reconocen que no comen bien. Hablando con ellos, como el caso con el que iniciaba el post, achacan también este hecho a que no pueden por falta tiempo. Como no comen en casa, comen cualquier cosa.

Amigos, la fiambrera de toda la vida se inventó por algo. ¿Qué ocurre? Me remito a la frase anterior: sabemos qué hacer pero no lo llevamos a cabo por PEREZA.

¿Recordáis el horario anterior?

Pues bien, has llegado a casa tras un día de perros, son las 22:00h de la noche y lo que menos te apetece evidentemente es entrenar, así que mejor ni hablamos de cocinar. Tienes 1 hora para entrenar y cocinar. Sabemos que en 20 minutos hemos entrenado. Y ahora qué pasa con la comida. Pues que tenemos trucos para poder tenerlas gestionadas a lo largo de la semana:

 

  1. Cocina el fin de semana para toda la semana y congela
  2. Ten siempre en tu despensa, para tirar de vez en cuando, latillas y conservas
  3. Utiliza complementos que sean líquidos o sólidos y que sean fáciles de transportar y comer: frutos secos, embutidos empaquetados, latas de atún, queso batido, fruta, batidos de proteína, etc.

En El Rincón de Pera esta semana os dejamos algunas ideas de para comer de tupper en la oficina.

Ahora que te he dado la caña, amigo, te toca a ti ir a pescar.

enseñalo_a_pescar

 

Corrección: Sonia Úbeda

Fuentes:

http://www.madrid.org

http://www.centrosdetrabajosaludables.es

 http://www.20minutos.es

 http://www.consumer.es

Why is it important to study Exercise Behaviour?

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s