Cómo diferenciar un artículo de calidad de un escrito no científico sin más

 

Estamos al parecer en la era de la información a través de la red. Parece que ya nadie recurre a las fuentes escritas en papel y dudo mucho que los niños de ahora sepan qué es una enciclopedia o un diccionario e incluso en unos años, qué será del libro impreso.

En mi entrada 28 fuentes de conocimiento expuse ya cómo ha de estar redactado un informe científico de forma correcta. Observaremos que mantiene una estructura común con unas partes bien definidas:

  • Página de título resumen (Abstract)
  • Palabras clave (Key words)
  • Introducción (Introduction)
  • Metodología (Methods)
  • Resultados (Results)
  • Discusión (Discussion)
  • Aplicaciones prácticas (Practical Applications)
  • Conclusiones (Conclusions)
  • Agradecimientos (Acknowledgements)
  • Bibliografía (References)

Es evidente que elaborar un informe científico per se y publicarlo en el blog de turno no tiene a lo mejor mucho sentido. Pero lo que hay que respetar son las fuentes de información: primarias, secundarias y terciarias, que también expliqué en esta entrada.

Al elaborar un artículo de opinión no es necesario que se mencionen, ya que simplemente se está emitiendo una valoración respecto a un tema que puede no estar basada más que en eso: en la opinión del autor.  Sin embargo cuando aportamos datos, esos datos, nos duela o no, no se obtienen por conocimiento propio o investigación (a no ser que el  creador sea un verdadero investigador y haya llegado a dichas conclusiones a través de su trabajo). Esos datos se han tomado de alguna de esas fuentes (OMS, PubMed, o incluso si me apuráis, de revistas que suelen leerse en ratos de ocio pongamos por ejemplo la  “Megamuscle” de turno).

Os  dejo un ejemplo real extraído de la web de un supuesto entrenador y nutricionista  al que mantendré en el anonimato por respeto:

“…  se recomienda ingerir entre 0,8 y 3gr o más de proteína por cada kilo de peso. En ocasiones es complicado llegar a cumplir con esta regla…”

“… Sabemos que debemos ingerir entre 0,8 y 3gr o más de proteína diarios, por lo que primero tendremos que ver cuántos gramos de proteína totales necesitamos y a partir de ahí elaborarnos nuestra dieta…. añadiremos tantos batidos como sean necesarios”

“Hay estudios que demuestran que combinando la proteína de suero con leche entera  mejoraremos la síntesis proteica”.

En ninguno de los dos párrafos se cita fuente alguna, más aún, expone un “se recomienda” (quién, cómo, porqué) o un “sabemos”. Bueno, debe saberlo él porque alguien lo ha dicho y ese alguien se ha molestado en investigar un poco.

La frase “hay estudios” es una de las que más me gusta. Vale, los hay, pero ¿puede decir cuáles? No, esperad, más bien debe decir cuáles son. Lo mismo alguien quiere consultarlos. Es como decir: hay perros morados cuyo ladrido asemeja al graznar de la avutarda en celo.

Tampoco digo que haya que hacer referencia a todas las menciones, pero por ejemplo se pueden indicar las citas al final del texto. O la bibliografía o documentos consultados. En este escrito al que aludo no aparecen por ningún lado.

Claro que puede ser que para este texto su “autor” sólo se haya dedicado a cortar y pegar de diferentes webs, con lo que desconocerá por completo de dónde han salido esas afirmaciones.

Con todo esto, cuando leáis algo primero sed críticos con quién lo ha escrito, con su formación y con la labor de investigación que presumiblemente haya realizado en mayor o menor medida. Un licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte ha recibido una preparación al respecto para poder realizar una investigación y un análisis y poder así sacar las conclusiones pertinentes.

Por tanto veo de vital importancia mencionar la fuente cuando se usan contenidos o se citan y no son propios, o indicar “adaptado de” en el caso de que se modifique o no sea textual.

No hacerlo implica una apropiación de conocimiento.

Lo que más me apena es que este artículo sobre el que me he basado haya sido, además, aplaudido por personas que considero que tienen una excelente formación académica y científica.

Pero haya cada uno en quién confía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s