12 GRÁFICOS QUE MUESTRAN POR QUÉ LAS PERSONAS ENGORDAN

La gente está más gorda y más enferma que nunca.

Las tasas de obesidad se han triplicado desde 1980 y han aumentado particularmente rápido en los niños.

La razón por la que ha sucedido es aún objeto de debate entre los científicos, pero tiene que ser debido a cambios en el medio ambiente ya que nuestros genes no cambian tan rápidamente.

Este artículo contiene gráficos con las tendencias y los resultados históricos de los estudios de la obesidad, que muestran algunas de las principales razones por las que la obesidad se ha convertido en un problema tan masivo. Aquí podrás encontrar 12 gráficos que muestran por qué las personas engordan.

  1. Las personas están comiendo más comida basura que nunca

 grafico1

Fuente: Dr. Stephan Guyenet. Comida rápida, aumento de peso y resistencia a la insulina. Fuente de la Salud Total.

La gente ingiere actualmente más calorías que antes, pero casi todo el incremento procede de alimentos procesados.

En el gráfico anterior se ve cómo la población ha cambiado sus hábitos alimenticios en los últimos 120-130 años.

A principios del siglo 20, la gente mayoritariamente hacía comidas simples, caseras. Sobre 2009, alrededor de la mitad de lo que se consumía era comida rápida u otro tipo de alimentos fuera de casa.

Este gráfico realmente subestima el verdadero cambio, porque lo que la gente está comiendo en casa actualmente también se basa en gran medida en alimentos procesados. 

  1. El consumo de azúcar se ha disparado 

grafico2 

Fuente: Johnson RJ, et al. Papel potencial del azúcar (fructosa) en la epidemia de la hipertensión, la obesidad y el síndrome metabólico, diabetes, enfermedad renal y la enfermedad cardiovascular. Revista American Journal of Clinical Nutrition, 2007.

El azúcar añadido es el peor ingrediente de la dieta moderna.

Numerosos estudios muestran que el consumo de cantidades excesivas de azúcar puede tener efectos nocivos sobre el metabolismo, lo que lleva a la resistencia a la insulina, aumento de la grasa abdominal, niveles altos de triglicéridos y colesterol LDL… por nombrar algunos (1, 2).

También hay una gran cantidad de estudios observacionales que muestran que las personas que consumen un exceso de azúcar tienen un riesgo mucho mayor de contraer diabetes tipo 2, enfermedades del corazón e incluso el cáncer (3, 4, 5).

El azúcar también engorda en parte debido a que no queda registrado de la misma forma que otras calorías por nuestro cerebro, por lo que comemos más. También tiene efectos adversos en las hormonas relacionadas con la obesidad (6, 7, 8, 9).

No es sorprendente que los estudios muestren que las personas que ingieren más azúcar tienen un alto riesgo de aumento de peso y obesidad (10).

  1. La gente gana mucho de peso durante las vacaciones y nunca logra deshacerse de él

grafico3 Fuente: Dr. Stephan Guyenet. ¿Por qué comer en exceso? Una perspectiva neurobiológica. 2014.

La mayoría de la gente no aumenta de peso mientras duerme, sino que esto va sucediendo poco a poco, durante años y décadas.

Pero la tasa es desigual a lo largo del año y los picos suben de forma espectacular durante los días de fiesta, un momento –las vacaciones- en el que la gente tiende a darse festines con alimentos muy calóricos y comen mucho más de lo que sus cuerpos necesitan.

El problema es que a veces la gente no pierde todo el peso ganado. Pueden engordar 1.5 kg, pero sólo perder 750 gr después de que sus vacaciones hayan terminado, lo que provoca un aumento de peso constante en el tiempo (11).

De hecho, un gran porcentaje de la ganancia de peso durante la vida de las personas se explicaría solo por un período de vacaciones de 6 semanas.

  1. La epidemia de la obesidad comenzó cuando se publicaron las directrices de las dietas bajas en grasa 

grafico4

Fuente: Centro Nacional de Estadísticas de Salud (Estados Unidos). Salud, Estados Unidos, 2008: Con Característica Especial sobre la Salud de los adultos jóvenes. 2009, Chartbook.

Durante el siglo 20 hubo una epidemia de enfermedad cardíaca que aumentó sin parar en los EE.UU.

Una gran cantidad de científicos cree que la grasa, especialmente la saturada, es la principal causa dietética de las enfermedades del corazón (aunque esto ha sido refutado).

Esto llevó al nacimiento de las dietas bajas en grasa, que tienen por objeto restringir la grasa saturada. Curiosamente, la epidemia de la obesidad comenzó casi al mismo tiempo en el que surgieron las directrices de las dietas bajas en grasa.

Por supuesto, esto no prueba nada, porque la correlación no es igual a la relación de causalidad.

Pero parece probable que poner el énfasis en grasas saturadas, mientras que se da vía libre a los alimentos procesados bajos en grasa pero altos en azúcar, puede haber contribuido a cambios negativos en la dieta de la población.

También hay estudios masivos a largo plazo que muestran que una dieta baja en grasas no causa la pérdida de peso ni ayuda a prevenir enfermedades del corazón o cáncer (12, 13, 14, 15).

  1. La comida es más barata que nunca

 

grafico5 

Fuente: Dr. Stephan Guyenet. ¿Por qué comer en exceso? Una perspectiva neurobiológica. 2014.

Un factor que ha contribuido muy probablemente al aumento en el consumo de comida es un precio más bajo en los alimentos.

A partir de la gráfica anterior, se ve que los precios de los alimentos han bajado de un 25% de la renta disponible a aproximadamente el 10% en los últimos 80 años.

Esto parece algo positivo, pero es importante tener en cuenta que la verdadera comida no es barata… lo barato es la comida procesada.

De hecho, los alimentos de verdad son tan caros que mucha gente ni siquiera puede pagarlos. En muchos barrios pobres ni siquiera ofrecen algo que no sea comida basura, y a menudo es financiada por el gobierno –en EE.UU.–

¿Cómo se supone que la gente pobre puede tener una oportunidad si la única comida con la que puede darse un lujo (y acceso) es comida basura altamente procesada con una alta cantidad de azúcar, granos y aceites refinados añadidos?

  1. La gente toma más refrescos azucaradas y zumos de frutas

grafico6 

 El cerebro es el principal órgano encargado de regular el equilibrio de energía, asegurándose de que no nos morimos de hambre y de que no se acumule exceso de grasa.

Pero resulta que el cerebro no registra las calorías de azúcar líquido de la misma manera en la que lo hace con las calorías sólidas (16).

Así que si usted consume una cierta cantidad de calorías procedente de una bebida azucarada, su cerebro no hará que compense comiendo menos calorías de otra cosa (17).

Es por eso que las calorías del azúcar en su forma líquida normalmente están a la cabeza de la ingesta de calorías diarias.

Por desgracia, la mayoría de los zumos de frutas no son mejores y tienen cantidades de azúcar similares a la de los refrescos (18).

Los estudios han demostrado que una sola ración diaria de una bebida endulzada con azúcar está vinculada a un 60,1% más de riesgo de obesidad en los niños (19).

El azúcar es malo… pero el azúcar en su forma líquida es aún peor.

  1. El aumento de la variedad en los alimentos contribuye a comer en exceso y al incremento de peso

 

 grafico7

Fuente: Dr. Stephan Guyenet. ¿Por qué comer en exceso? Una perspectiva neurobiológica. 2014.

Un factor que contribuye a comer en exceso es la variedad de alimentos.

El gráfico anterior muestra un estudio donde las ratas se dividieron en 3 grupos: un grupo tomó comida para ratas normal, el segundo grupo recibió un tipo concreto de comida basura, y el tercero distintos tipos de comida basura al mismo tiempo (20).

Como se puede ver, las ratas que comían un tipo de comida basura concreto engordaron más que los que comieron comida para ratas, pero las ratas que comían varios tipos de comida basura engordaron aún más… de momento.

Existe alguna evidencia de que esto también es cierto en seres humanos. Cuantos más tipos de alimentos tenemos disponibles, más comemos… y, a veces, incluso más de lo que nuestros cuerpos necesitan (21).

  1. La gente no quema tantas calorías trabajando como antes

 

 grafico8

Fuente: Iglesia TS, et al. Tendencias más de 5 décadas en la actividad física relacionada con ocupación estadounidenses y sus asociaciones con la obesidad. PLoS One, 2011.

Mucha gente culpa a la obesidad al descenso en la actividad física, ya que actualmente estamos quemando menos calorías de las que solíamos gastar.

Aunque la actividad física –ejercicio– durante nuestro tiempo libre se ha incrementado, también es cierto que ahora las personas tienen trabajos que son menos exigentes físicamente.

El gráfico de arriba muestra cómo actualmente la gente gasta alrededor de 100 kcal menos por día en sus puestos de trabajo, lo que puede contribuir a un aumento de peso con el tiempo.

  1. La gente toma más aceites vegetales, la mayoría proveniente de los alimentos procesados

 

grafico9

Las grasas que consumimos han cambiado sustancialmente, más o meos, de los últimos 100 años para acá.

A principios del siglo 20, ingeríamos grasas en su mayoría naturales como la mantequilla y la manteca de cerdo, pero luego han sido reemplazadas por aceites vegetales y margarina.

La mayoría de las personas no fríen alimentos reales en aceite vegetal, sino que están recibiendo esos aceites de los alimentos procesados. La incorporación de estos aceites a los alimentos aumenta el valor calórico y contribuye a un consumo excesivo.

  1. El entorno social puede ser determinante en la ingesta calórica

 grafico10

 

Fuente: Dr. Stephan Guyenet. ¿Por qué comer en exceso? Una perspectiva neurobiológica. 2014.

El entorno social es otro de los factores que determina la ingesta de calorías. Por ejemplo, comer en grupo puede aumentar drásticamente el número de calorías consumidas.

De acuerdo con un informe, comer con varias personas puede aumentar el consumo de calorías hasta en un 72%, o 310 kcal en una sola comida (22).

También hay estudios que muestran que las personas tienden a comer más durante los fines de semana (23).

  1. Dormimos menos 

 grafico11

Fuente: Cauter EV, et al. El impacto de la privación del sueño en las hormonas y el metabolismo. Medscape, 2005.

A menudo el sueño es un asunto que se pasa por alto cuando se trata del aumento de peso y la obesidad.

Se sabe que la falta de sueño tiene efectos negativos sobre distintas hormonas que están relacionadas al aumento de peso, y esto puede contribuir a un incremento del hambre y los antojos (24, 25, 26).

En las últimas décadas, la duración media del sueño ha disminuido en 2.1 horas por noche. Las razones son numerosas, pero el aumento de la iluminación artificial y la electrónica son sus contribuyentes principales.

Como resultado, la corta duración del sueño es uno de los factores de riesgo individuales más determinantes para la obesidad. Está vinculado a un aumento del riesgo del 89% en niños, y un aumento del riesgo del 55% en adultos (27).

  1. Aumento de la ingesta de calorías

 grafico12

Fuente: Dr. Stephan Guyenet. ¿Por qué comemos en exceso? Una perspectiva neurobiológica. 2014. (Datos de las encuestas NHANES CDC y la USDA, los alimentos desaparecidos)

La gente puede discutir sobre las causas de la obesidad… que si se trata de azúcar, carbohidratos, grasas, u otra cosa. Pero un hecho indiscutible es que el consumo de calorías ha aumentado de forma importante en las últimas décadas (28, 29).

Según los estudios, este aumento es más que suficiente para explicar la creciente obesidad (30).

Es importante tener en cuenta que no es un fracaso moral colectivo el que impulsa el aumento de la ingesta de calorías.

Todo comportamiento es impulsado por una biología subyacente y por la forma en que la dieta y el medio ambiente han cambiado la manera en la que funcionan nuestro cerebro y las hormonas.

En otras palabras, estos cambios han provocado disfunciones en aquellos sistemas biológicos que se supone nos impiden engordar.

Esta es la razón subyacente para el aumento en la ingesta de calorías y el aumento de peso y no una falta de fuerza de voluntad, que es lo que algunas personas tratan de hacernos creer.

 

Fuente: authoritynutrition.com

Traducción y adaptación: Sonia Úbeda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s