¿Cueces o enriqueces?

La verdad es que leo pocos periódicos, casi no veo la televisión y vivo un poco ausente al respecto de la realidad nacional y mundial, pero hoy me enteré, por medio de un cliente del gimnasio, de una noticia que me había pasado desapercibida. Esta:

dopibf

Parece que a la gente en general le ha sorprendido que en este tipo de pruebas se utilicen sustancias dopantes sin embargo, según está el tema, a mí me sorprende que se sorprendan.

Hace unos días Josemi del Castillo publicaba en su web una entrada en la que hacía mención a cómo el deporte popular se estaba pasando de rosca: “La moda o corriente actual en cuanto al deporte popular se pasa de profesionalismo. Tengo amigos que trabajan de directivos cuyos planes de entrenamiento están mas ‘tecnificados’ que los de un atleta olímpico de hace 30 años (…)”. Leyendo esto, ya dudo que no se usen “ayudas” farmacológicas presentes en la lista de sustancias consideradas dopantes por la WADA…

Investigando un poco por la red he encontrado algunos estudios sobre dopaje en el deporte no profesional (estudio, estudio). El primero de ellos habla del uso de drogas recreativas y el segundo sobre el uso en el fitness no competitivo.

El dopaje en carreras populares existe y si no leamos este extracto escrito por Juan Pedro Macias Pingarrón en el blog runningpacense: “La masificación del running ha aumentado el espectro de productos y vendedores. Las redes de tráfico fomentan el consumo utilizando profesionales que hacen publicidad indirecta o directa de las bondades de productos dopantes”.

Para mí el problema (al margen del carácter ético, ruptura del fairplay, etc.) es el para qué, el qué y el cómo. Esas son las verdaderas cuestiones.

¿Para qué?
Está claro que para ganar, para hacer una mejor marca, para ser el mejor… Pero ¿qué se nos está vendiendo para tener que llegar en una carrera de este tipo a utilizar una trampa como tal? No solo para este tipo de carreras, sino en campeonatos provinciales, regionales, o casi diría partidillos de fin de semana.

¿Con qué?
Ya no me interesa la sustancia sino, ¿de verdad sabes lo que estas utilizando?, ¿estás 100% seguro de que eso no está adulterado?, ¿sabes la dosis recomendable, la estás excediendo?, ¿conoces los efectos secundarios?

¿Cómo?
Directamente relacionado con lo anterior. Si las condiciones son las apropiadas, si los medios son correctos…

La salud es primordial. Estamos intentando hacer ver que el ejercicio físico es medicina, que es salud, que puede llegar a evitar problemas cardiacos, metabólicos u óseos a largo plazo y sin embargo, ¡ZAS!, nos cargamos la salud de golpe y porrazo.

Al menos se va destapando que EN TODOS los campos hay uso de sustancias farmacológicas no permitidas, y NO SOLO las usan los “cachitas” del gym.

Seguro que también está la excusa del “yo no sabía que…”. Raquel Blasco publicó hace unos días en su blog “DOPAJE 2015 : IGNORANCIA CERO”, en donde nos dice nada más iniciar su texto: “El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, ya sabéis, y es por esto que mi primera entrada este año va estar dedicada a trascribir sin más, documentos que nos pueden ser útiles (aunque solo sea como consulta) a lo largo del año 2015 en materia de dopaje”. En esta estupenda entrada podéis encontrar todo lo referente al dopaje y sustancias para no utilizar la excusa del “ooops, me equivoqué”.

Para finalizar, ni todos los que usan sustancias consideradas como dopantes ganan o están bien físicamente, ni todos los que ganan o están bien las utilizan.

Entrenamiento, trabajo duro, tesón, esfuerzo, motivación… Todo eso es lo que tiene que prevalecer, dejando de lado el uso de sustancias para otros menesteres.

Parafraseando un antiguo anuncio de televisión “¿Cueces o enriqueces? ”.

En este caso soy más de cocer.

Fuentes:

Mi plan de entrenamiento y dieta en navidad en http://www.josemief.com

Dopaje 2015 : ignorancia cero, en https://raquelblascor.wordpress.com

El norte de Castilla

PubMed

Corrección: Sonia Úbeda

Anuncios

Un comentario en “¿Cueces o enriqueces?

  1. Es posible que algunos corredores se dopen para mejorar sus marcas personales, pero con eso se están engañando a si mismo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s