Entrevista a Josemi del Castillo

Aquí estoy de nuevo con la sección de las entrevistas. Como os conté hace unos meses, iré realizando entrevistas a personas de relevancia en redes sociales a los que considero grandes profesionales, y que realizan una gran labor de divulgación debido a su ilusión, motivación y dedicación por lo que hacen.

Hoy tengo el placer de compartir con vosotros la entrevista realizada a Josemi del Castillo, al que agradezco enormemente su esfuerzo ya que esta inmerso en multitud de proyectos que realiza paralelamente a su trabajo como profesor y entrenador personal.

Entrenador-Personal-Madrid-Josemi

Muchas gracias, Josemi.

Antes de comenzar con las preguntas de la entrevista, cuéntame un poco sobre ti ¿de dónde eres?, ¿a qué te dedicas?

Nací en Madrid, y mi trabajo consiste en intentar mejorar la salud y el rendimiento de las personas de todas las edades. Soy profesor de Educación Física y Entrenador, ambos por vocación.

Otro de mis retos es concienciar a la población de lo importante y necesario que es moverse todos los días. Para ello, colaboro en varios periódicos y medios de comunicación, para promover una vida donde el ejercicio se convierta en una necesidad vital tan importante como el dormir.

Hacer ejercicio es un factor preventivo de enorme trascendencia en el desarrollo de gran parte de las enfermedades actuales: obesidad, diabetes, otras enfermedades metabólicas, problemas cardiovasculares, trastornos psiquiátricos y psicológicos como la depresión, estrés, ansiedad, algunos tipos de cáncer, dolores musculo-esqueléticos posturales, lumbalgias, etc. La lista es interminable, pero además es capaz de mejorar la calidad de vida de algunas enfermedades e incluso revertirlas.

De hecho, si el ejercicio fuera una medicina, sería el fármaco más prescrito y demandado que existiría. A esto, hay que sumar los enormes costes sanitarios que ahorraría a la sociedad. Si las autoridades invirtieran más tiempo en fomentar, facilitar y aumentar su práctica ya desde la escuela, gran parte de este dinero se podría destinar a otras importantes necesidades como es la protección social de los más desfavorecidos.

El último proyecto en el que estoy trabajando actualmente recibe el nombre de www.entrenaciencia.com (actualmente está en construcción), y pertenece a la plataforma científica G-SE. En este portal, profesionales y organizaciones prestigiosas de las Ciencias del Ejercicio publicamos y divulgamos información mediante artículos y programas de formación, especialización y actualización para otros profesionales.

Por no extenderme mucho, si os apetece conocerme más, encantado de dejaros mi perfil, parte de mi trabajo y algunas colaboraciones.

PREGUNTAS ENTREVISTA

  1. ¿Consideras que llevas un estilo de vida saludable?

 Sí, porque soy consciente de los beneficios que conlleva en mi vida. Disfruto cuidándome y procuro hacer ejercicio a diario, comer sano, dormir suficiente y sonreír lo que puedo. Es una parte agradable en el día a día que me ayuda a mantener el equilibrio físico y psicológico.

Además, me gustaría inculcarles a mis hijos todo lo que conlleva llevar una vida sana, cuidar el medioambiente y ser educado y respetuoso con los demás.

Intentar ser ejemplo para ellos es muy duro, es una “bofetada de realidad” porque yo no soy perfecto en muchos aspectos, aunque procure mejorar mis carencias personales y profesionales. El estilo de vida de los padres, es una lección que los niños interiorizan quieras o no, así que mi responsabilidad es que vean el ejercicio como algo que ya “viene de serie”, y si no se utiliza se atrofia y enferma.

  1. ¿Realizas algún tipo de ejercicio físico o deporte?

 Durante toda mi vida siempre he practicado ejercicio y además he probado muchos tipos de deportes (judo, esgrima, gimnasia artística, hockey, escalada, atletismo, natación, deportes de raqueta, motos, etc). Muchos de ellos mientras estudiaba en el INEF de Madrid, y otros antes y después.

Nunca he destacado en ser un virtuoso de la técnica, siendo realmente malo en algunos deportes como baloncesto o fútbol, donde al menos si destacaba como portero. Lo que más he practicado y estudiado ha sido sin lugar a dudas el entrenamiento de la condición física, quizás porque se me daba muy bien, especialmente la velocidad y la fuerza. Supongo que especializarme en fuerza ha sido una especie de selección natural propia, no sé si consciente o inconsciente, hacia el campo en el que más destacaba.

Además, el boxeo y el kick boxing han ocupado más de una década de práctica y clases como profesor. Son de mis deportes favoritos, puesto que la preparación psicofísica que necesitan es muy exigente y completa, abarcando también muchos otros aspectos integrales muy interesantes como la psicología deportiva, la táctica, etc. Es una especie de “ajedrez humano”.

Otra actividad que me encanta, y que practico siempre que puedo, es la bicicleta de montaña porque combina: resistencia cardiovascular, aventura, amigos de ruta y parajes naturales preciosos. Sin olvidar el necesario y reconfortante aperitivo que nos espera al terminar, acompañado de una buena charla.

  1. ¿Cuánto tiempo lo llevas realizando?

 Montado en bicicleta siempre he estado desde que tuve mi primera BH verde de pequeñito, o después con una California que me robaron. El Monte del Pardo era mi rincón favorito, del que guardo muy buenos recuerdos. Actualmente tengo una Canyon doble amortiguación que compre por web en Alemania, y que utilizo en el Pardo, Casa Campo, P.N. Los Cerros, etc.

Antes subía rutas a Wikiloc, aquí algunos ejemplos con mapas y fotos.

El boxeo y kickboxing, lo utilizo como un elemento más de preparación física. Empecé a practicarlo con 18 años. Nos apuntamos mi hermano, mi amigo Calleja y yo a un gimnasio en el distrito Fuencarral-el Pardo, que recuerdo que se llamaba “Euro-Gym“(actualmente ya no existe, y en su lugar hay un gran bazar chino). Luego 5 años más tarde empecé a dar clases como profesor.

Dedicado al entrenamiento de fuerza casi toda la vida, desde antes de los 15 años con autocargas, tensores, mancuernas pequeñas, etc.

Con cargas empecé en gimnasios a los 15 años, no lo he dejado hasta ahora, y no creo que lo haga nunca. Soy un firme convencido de los beneficios que aporta el mantener un sistema muscular acondicionado. De hecho, una de las primeras causas de envejecimiento es la sarcopenia o pérdida de tejido muscular, así que razón de más para seguir entrenando otros 40 años más.

  1. ¿Te resulta difícil realizar estas actividades? ¿Cómo adaptas tus horarios?

 ¡A quién no, con el ritmo actual de vida que llevamos!

Suelo decidir cuándo entrenar según los huecos que tenga en el día. No tengo actualmente un horario fijo de entrenamiento. Es la única manera de poderlo mantener en el tiempo.

Puedo levantarme a las 5:30 o 6:00 de la mañana con tal de poder entrenar, como me sucedía hace un par de años, pero para eso procuro acostarme pronto y dormir al menos 7h. Otras veces, como en el instituto de tupper y entreno al llegar a casa aprovechando el horario de la comida. O si no, busco un hueco de tarde. Intento planificar cuándo entrenaré el fin de semana anterior.

En estos últimos años hay una pequeña diferencia que me ha facilitado la vida una barbaridad. Tiempo atrás entrenaba en gimnasio y desde antes de tener niños decidí instalar el gimnasio en casa, dada la necesidad que tenía en aprovechar mí tiempo diario al máximo.

Ventajas: no tengo horarios, ni me tengo que desplazar, tengo disponible el material sin esperar y lo elijo a mi gusto y según mis necesidades.

  1. ¿Puedes describirme un día en la vida de Josemi? ¿Cuántas horas duermes? ¿Y entrenas? ¿Cuál es tu plan de entrenamiento y tú día a día? ¿Planificas tus compras? ¿Y los menús?

 Pues es difícil, muy difícil, porque son muy diferentes un día de otro. Trabajo todo el día dando clases, con el ordenador escribiendo artículos, planificando entrenamientos o preparando vídeos y dejando algún tiempo para mi familia y mi entrenamiento.

Duermo una media de unas 7 horas, o algo más dependiendo del día, aunque yo funciono mejor con 8h.

Mi plan personal de entrenamiento se basa en alcanzar una forma física integral y saludable, con énfasis en la fuerza y en mantener en físico equilibrado. Hago ejercicio a muy diferente hora, buscando como te decía el mejor hueco del día según el trabajo que tenga: a primera hora de la mañana antes de ir a trabajar, si no sobre las 14-16h, o en algún hueco de la tarde que encuentre. No es lo ideal, pero es lo que me ha permitido a largo plazo poder mantener mi entrenamiento que es lo importante.

El nacimiento de dos hijos, tiene muchas cosas muy bonitas, pero también se reduce tu propio tiempo personal, así que lo mejor es adaptar tu vida a la nueva situación.

Respecto a la alimentación, hasta hace 2 años, si planificaba compra y menú diario en kcal, y % macronutrientes. Ahora me sería imposible por lo anterior especialmente, y por la carga de trabajo. Tampoco es algo que me quita el sueño, la vida son etapas, y comer sano es algo a lo que no he renunciado, he renunciado únicamente a tener todo tan medido.

Mi menú se compone de proteínas magras (carne al mediodía y pescado o huevos en la cena), carbohidratos integrales (lo menos refinados posibles), y grasas insaturadas en su mayoría (aceite de oliva, frutos secos, aceitunas, pescado azul…).

Utilizo una u otra suplementación deportiva dependiendo del momento de la temporada y mis objetivos, como aislado de proteína whey, creatina, BCAA´s, glutamina, HMB, cafeína, omega-3, bebidas isotónicas para rutas de BTT largas, etc.

  1. ¿Cómo enfocas tus entrenamientos? ¿Nos pones un ejemplo?

 Mis entrenamientos propios se basan en distribuir 3-4 sesiones de fuerza a lo largo de la semana donde utilizo prioritariamente ejercicios multiarticulares (press de banca, dominadas, sentadilla, peso muerto, etc.), junto con ejercicios accesorios y auxiliares. Además realizo un trabajo específico de core 2 días a la semana.

Utilizo mesociclos de entrenamiento en rangos de hipertrofia (8-12 rep, quedándome un par de repeticiones antes del fallo muscular) con otros más cortos de fuerza máxima (3-5 rep, a mayores cargas y recuperaciones entre series, y a un menor volumen total de la sesión). También me gusta la periodización conjugada, me resulta eficaz y divertida, al variar la dinámica de cargas tan frecuentemente.

Procuro también entrenar 2-3 días de cardiovascular, mezclando HIIT con alguna sesión de bicicleta de montaña, cuando el tiempo disponible me lo permite.

Trabajo de flexibilidad y de fascias con estiramientos y roller.

De todas formas la distribución de contenidos y los entrenamientos varían a lo largo del año, incluso de un año para otro dependiendo del objetivo específico que quiera trabajar, o incluso las ganas que tenga en dedicarme más a una parte que a otra. Para mí el deporte no es sólo cumplir objetivos, también es diversión, y esa parte tiene que tener una parcela importante si queremos que el hábito perdure en el tiempo.

También los nuevos estudios que se publican hacen que reconsidere uno u otro camino como el más efectivo para lograr un objetivo.

En breve subiré dos ejemplos de entrenamientos para hipertrofia muscular al canal de YouTube, donde hay también entrenamientos de core, fuerza, entrenamiento cardiovascular y consejos.

  1. ¿Cómo llevas el control de tus entrenamientos? ¿Tienes algún registro: cuaderno, app, hoja de cálculo…?

 He pasado por muchas etapas en este aspecto, desde un control de todas las variables del entrenamiento, hasta un modo más “informal” sin olvidar la necesidad del diseño y programación.

Últimamente tiendo a simplificar las cosas de mi propio entrenamiento, para posibilitar que encaje en mi agenda diaria. Si antes de entrenar tienes que revisar y ponerte mil gadgets para medir absolutamente todo, hay veces que el momento de liberación de estrés y disfrute se pierde. Así que alterno ambas posibilidades: opción “pro” y opción “a mi aire”.

Para la parte cardiovascular utilizo pulsómetro y software asociado de Polar, hoja de cálculo, control de intervalos para los HIITS mediante varias aplicaciones en el smartphone o tablet, gps con altímetro, cadenciómetro… para las rutas de montaña en bicicleta, rodillo con simulador interactivo y registro de vatios, etc.

En fuerza registro de componentes del entrenamiento en planilla de entrenamiento que diseño y que me permite un feedback contínuo de progresos, estancamientos, necesidad de tomarme alguna semana de regeneración, etc.

La música me acompaña en todos los entrenamientos, es algo que me motiva a entrenar.

  1. ¿Por qué crees que la gente no realiza ejercicio físico?

 Fundamentalmente por pereza, falta de motivación o por priorizar otras actividades en su agenda. Los hábitos no se hacen automáticos de la noche a la mañana, hay que trabajar en ellos, y esto cuesta esfuerzo y sacrificio. Los resultados no son inmediatos tampoco, así que requiere voluntad y perspectiva a largo plazo.

Lo que cuenta realmente es la REGULARIDAD. Siempre ayuda conseguirlo el automatizar la decisión de hacer ejercicio, y no convertirlo en un debate con uno mismo, porque entonces requerirá un enorme esfuerzo de voluntad ponerse a entrenar.

El cerebro funciona mejor acatando órdenes, que decidiendo sobre algo.
Se necesitan para los hábitos más complejos 66 días de media para automatizarlos. Es cierto que en hábitos muy sencillos, conseguirás “pasar al siguiente nivel” para convertirlos en automáticos, en 2 o 3 semanas, pero no en los más complejos de adoptar como la actividad física y la nutrición.

Una excusa muy repetida es la de falta de tiempo. Es cierto que a veces es muy difícil sacar ese rato diario que tu cuerpo y mente necesita, pero creo que estudiando tu día a día y buscando esos huecos hasta debajo de las piedras, quizás al menos 30 minutos al día no sea un enorme esfuerzo y siempre te compensarán a largo plazo. Es como invertir en bolsa a un valor seguro.

PD: si crees que tienes poco tiempo, pierde un poco estableciendo tus prioridades.

  1. ¿Piensas que la comida es una parte importante en el rendimiento del deportista “recreativo”? ¿Y del profesional?

 En el deportista recreativo es importante para preservar la salud, no creo que necesite mejorar el rendimiento, simplemente con cuidarse y mejorar su salud es suficiente. Aunque si es verdad que cuando se buscan objetivos de cambio de composición corporal (desarrollo muscular o perder peso), la nutrición es la niña bonita que todo entrenador quiere tener cerca.

En el deportista profesional es un pilar fundamental en la consecución del éxito. Aunque bien es cierto que más en unos deportes que en otros, especialmente en aquellos en los que se requiera una excepcional forma física y tengamos que atender las necesidades energéticas de la actividad, así como las estructurales de la recuperación.

  1. Tu labor profesional la desarrollas como profesor de instituto. ¿Qué valor crees que se le da a la educación física en la educación? ¿Los adolescentes entienden la importancia del ejercicio físico? ¿Cómo trabajas con ellos?

 Muy poca, por desgracia, y es algo totalmente reprobable. A la educación física no se le da la importancia que merece. He ido viendo cómo se va arrinconando esta asignatura, especialmente a partir del fracaso de Madrid como sede olímpica, y de la irrupción del inglés que ha arrasado con todo en educación.

Parece que ya sólo interesa que “mi hijo hable inglés”. Obviamente para mí también es importante, pero no a costa de que se menosprecie la formación integral del individuo disminuyendo la carga lectiva o arrinconando a otras materias importantes como son la música, la plástica, la tecnología, la educación física, etc.

Hace mucho tiempo que se conoce que la inteligencia de una persona no se reduce a su capacidad numérica (matemáticas) y verbal (lenguaje). Hay otras capacidades y habilidades que hay que despertar en nuestros alumnos, y el sistema educativo actual lo está ignorando.

Algo también muy preocupante es ver cómo están surtidas las cafeterías de los centros educativos. ¿Cómo se puede cuidar la salud y evitar la obesidad, diabetes, enfermedades metabólicas y cardiovasculares, si es imposible encontrar prácticamente nada sano en ellas?

En los recreos, solo con ver como los chavales almuerzan patatas fritas con kétchup, porciones de pizza, perritos, refrescos o zumos azucarados, chocolates y gominolas, pan blanco, etc. se me cae el alma literalmente a los pies. No hay nada de concienciación, y aunque yo me dedico a recriminarles lo que están tomando, mis alumnos que ya me conocen, a veces lo esconden al verme.

Debería estar prohibido en los centros educativos servir esta comida basura y cambiarla por fruta fresca, bocadillos de pan integral con pavo, pollo y ensalada, frutos secos naturales, yogures naturales, etc. El problema se perpetúa si además los alumnos ven cómo muchos profesores tienen estos hábitos, y por tanto el “raro” es el que come bien por salirse de la norma. No creo que fuera nada difícil; modificar todo este despropósito que es más grave de lo que parece a simple vista. En un mes los alumnos lo verían como algo normal y se habrían acostumbrado.

La práctica con los alumnos es difícil, y cada vez más por la masificación y las condiciones de aula tan dispares que existen en centros tan heterogéneos. Los profesores de EF tenemos unos 350 alumnos en 10 grupos, con 2 periodos de 50 minutos a la semana. Absolutamente insuficiente, y Europa hace mucho tiempo que nos recomendó alcanzar 3 días a la semana de educación física, algo que no interesa publicitar.

Es imposible con este volumen de alumnos individualizar en la enseñanza actual (es un contexto muy distinto a cuando yo estudiaba). Hace no muchos años en educación física teníamos entre 200 a 250 alumnos. Envidio a las asignaturas que tienen 3, 4 o 5 horas a la semana porque tienen tiempo docente suficiente para lograr trabajar un proyecto ambicioso con sus alumnos, tienen una carga burocrática menor, y son capaces en muy poco tiempo de poder llamar a cada alumno por su nombre, que es lo mínimo.

No entiendo tampoco cómo es posible que teniendo sistemas educativos que han demostrado su éxito y eficacia como los países nórdicos, no los imitemos. Es responsabilidad política implementar estos cambios de rumbo, pero parece que hacen oídos sordos a las reivindicaciones de los docentes.

El Gobierno debería darse cuenta de que el ejercicio es la mejor y más barata medicina, y que el ahorro en costes sanitarios compensa con creces el de su inversión. Los chavales adoptan hábitos de vida fundamentalmente en edad escolar y ya les trasmitimos que tienen que estar horas sentados en una silla y sin moverse, limitándose a 2 periodos de escasos 50 minutos de E.F. para aprender a cuidar su organismo.

  1. También eres un gran entrenador personal y divulgador de información en las redes sociales y en tu blog tratas diversidad de temas. Actualmente has desarrollado un gran trabajo con el simposio sobre hipertrofia. ¿Nos cuentas tus reflexiones sobre ello?

 El Simposio de Hipertrofia muscular y Core se está desarrollando entre finales de 2014 y el 2015. Es el proyecto más ambicioso del blog. Realmente me ha llevado a acumular miles de horas, y no exagero, de un trabajo agotador.

El resultado final, aunque todavía quedan por publicar bastante material, es disponer de información muy actualizada y contrastada en este campo y en habla hispana, gracias a la colaboración de importantísimos y excelentes profesionales de cuatro países (España, USA, Argentina y Francia). Además organismos tan prestigiosos como el ACSM y el COPLEF de Madrid avalan y recomiendan el simposio. También la NSCA ofreció la posibilidad de que formase parte de sus créditos de formación para entrenadores.

Creo, que el esfuerzo casi titánico que se ha hecho por sacar adelante un evento 100% gratuito de estas características, y con en el escaso tiempo libre que se dispone, es algo que la gente y otros compañeros han valorado. Quiero dar mi más sincero agradecimiento para todos aquellos que me han trasmitido su apoyo desinteresado por e-mail, redes sociales, blog, etc. A veces llena más sentirte útil y aportar tu tiempo y ganas trabajando en lo que sabes, que recibir algo a cambio. La satisfacción de hacer algo bien y con pasión siempre te queda dentro.

I SIMPOSIO CIENCIAS DEL EJERCICIO Banderas-ACSM-COPLEF-2

  1. ¿Qué te llevó a decidir estudiar CCAFYD?

Siempre disfruté y me encantó el ejercicio físico, así que no fue difícil que decidiera esta opción. Cuando estudiaba EGB (actual ESO) las asignaturas que más me gustaban eran educación física y biología.

En E.F. se me daban muy bien las pruebas de condición física, especialmente las de fuerza y velocidad. A día de hoy si empezara otra vez, haría lo misma carrera.

  1. ¿Qué opinas de la regulación que existe en el sector deportivo?

 Siempre he sido crítico con el Gobierno en este tema. La salud de la población debe estar en manos de profesionales cualificados. Cualquier trabajo que afecte a la salud de la población, debe estar legislado para exigir unos mínimos requisitos en formación y no permitir un acceso libre.

La no regulación de un sector da mala imagen y empobrece el servicio ofertado porque “todo vale”, y cualquiera puede ejercer la profesión, independientemente de sus carencias en formación o/y de su mala praxis. En tiempos de crisis este sector ha sido refugio de personas que busca trabajo y no lo encuentran, al amparo de ofertas de empleo donde como requisitos de formación se escribe “no son necesarios” o “sin estudios”. Obviamente no siempre es necesario para trabajar en este campo ser Doctor en CCAFYDE ni haber estudiado la carrera de INEF/CAAFYDE, pero sí aportar unos mínimos conocimientos y estudios especializados.

Tener una mínima cualificación no te hace buen profesional, ni mucho menos, pero al menos, te asegura unos mínimos conocimientos. Es diferente certificación que titulación, y aunque ambas deben y pueden pervivir, se deben dibujar las competencias de sus responsabilidades, y en qué campos puede ejercer cada profesional.

  1. Si tuvieses que elegir: ¿correcta alimentación o ejercicio físico?

 Difícil elección, ambas van unidas, son la cara y cruz de la misma moneda. Aun así, siendo las dos muy importantes, me quedaría con la actividad física porque logra unas adaptaciones en el organismo que la nutrición no puede conseguir. Incluso compensaría en parte una alimentación muy deficiente.

El ser humano está hecho para moverse, no para permanecer estático todo el día sentado en una silla. En la sociedad actual, comer bien es muy importante, aunque peor o mejor todos tenemos que comer para sobrevivir. Sin embargo, hacer ejercicio en las condiciones de vida actuales tan sedentarias no es una necesidad impuesta y hay que esforzarse para hacerlo porque nadie fallece a corto plazo por no hacerlo. De hecho, a “estar sentado” todo el día lo llaman el nuevo tabaco del siglo XXI, porque es un factor de riesgo difícil de compensar, aun haciendo ejercicio.

  1. ¿Qué cualidades crees que deber tener un entrenador para motivar a sus clientes?

 Empatía y pasión por lo que hace, preocuparse de verdad por cada persona que entrena. Es como un matrimonio, si unos de los dos falla, la separación no tardará mucho en llegar.

  1. ¿Quién o qué te motiva a ti?

 Yo solo… jajaja. No soy muy competitivo, mi mujer dice que es aburrido jugar conmigo a los bolos porque “no me pico”. Realmente, a mí me motiva más superarme a mí mismo y saber que puedo hacerlo mejor, que ganar al de al lado. Me ayudo de la música, vídeos de deporte, leer artículos, probar nuevos sistemas, cambiar entrenamientos, y medios materiales, etc.

Siempre me repito que hay que predicar con el ejemplo. ¿Cómo puedo convencer a alguien de las bondades del ejercicio físico, si para mí mismo no es lo suficientemente bueno como para que esté incorporado en mi vida diaria? Sería un engaño. Eso no significa que si por alguna causa justificada, lesión, enfermedad importante…, yo no pudiera hacer ejercicio, no siguiera motivando a la gente a hacerlo.

  1. ¿Cuál crees que es el mito más absurdo que gira en torno al deporte, la nutrición y la suplementación deportiva?

 Hay tantos y tan diversos que daría para escribir un libro. De hecho estoy escribiendo una guía de falsos mitos en el blog (aún sin terminar).

A mí personalmente, y supongo que le ocurrirá a muchos otros compañeros cuando están en un gimnasio, se pueden llegar a ver muchas deficiencias técnicas, que en algunos casos se convierten en barbaridades. No corrijo casi nunca, porque muy posiblemente esa persona que no me conoce de nada se pueda molestar. Si lo suelo hacer con gente mayor porque realmente son muy agradecidos.

En general, en torno al entrenamiento de fuerza en la mujer, se la ha tratado muy mal en este campo, relegándola a entrenamientos muy analíticos, con poco peso y muchas repeticiones, por miedo a ponerse muy fuerte y masculina.

Otro mito es el pánico de dejar 2 o 3 semanas las pesas y perder toda la masa muscular. Obviamente esto no se dará, simplemente es una ida y vuelta de los depósitos de glucógeno muscular y su asociado almacenamiento con agua. De hecho, hay estudios que afirman que algunas adaptaciones musculares pueden durar casi toda la vida.

En el lado contrario están las personas sedentarias que quieren perder peso, y en las primeras semanas sin embargo lo ganan (algo muy normal), porque su tejido muscular se vuelve funcionalmente activo, aumentando sus depósitos de glucógeno. Al verlo en la báscula, se asustan y dejan el ejercicio, justo en el momento en que empezaban aparecer cambios positivos en su cuerpo.

Mira tu composición corporal en músculo, grasa y agua, y olvídate del peso.

  1. Y por último, ¿qué te gustaría transmitir a las personas que te están leyendo?

 Que busquen un hueco cada día para hacer algo de ejercicio físico y cuidarse más: dentro de un año te arrepentirás de no haber empezado HOY.

El que no tiene tiempo para cuidar su salud, algún día tendrá que tener tiempo, dinero y paciencia para cuidar de su enfermedad.

Hay personas que invierten tiempo en cuidar el coche, su ropa, coleccionar objetos, etc., y no se dan cuenta que su cuerpo es lo más importante que tienen, y sin salud, todo lo demás carecerá de sentido porque no lo podrán hacer.

Y una reflexión personal que yo he vivido: pensar hace 10 años que sabía algo de entrenamiento y darme cuenta 10 años después, que no. Dentro de 10 años cuando eche la vista atrás me ocurrirá lo mismo… Es triste pero es la realidad: nunca dejes de estudiar o estarás muerto profesionalmente, aunque quizás económicamente no tiene por qué.

Podéis encontrar a Josemi en su página web,  facebook y twitter .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s