Fofisanos: La nueva moda de Hollywood

Cada día que pasa en esta vida, me sorprendo de lo gilipollas que podemos llegar a ser. Me incluyo, y generalizo al igual que hace el artículo al que voy a hacer referencia.

La estupidez viene siempre en forma de modas, y como somos producto de una sociedad que tiene que estar preocupada por chorradas, cada X periodo de tiempo tiene que salir una nueva tendencia para que nos etiquetemos y podamos ser top,  ir a la última y ser trending topic, que es lo que mola y nos gusta.

El siguiente artículo “Fofisanos vs. Fitness”  aparece ayer en Expansión.com (debe ser de mucho interés para el tema financiero, que es a lo que pensaba yo que se dedicaba este diario).

La cuestión es la siguiente (y copio literal) :

“Los hombres con una saludable barriga cervecera frente a los ‘fitness’. La reacción de los nutricionistas no se ha hecho esperar: ‘Deporte y salud van de la mano. No a la dieta capicúa’.

La joven se refería al atractivo que entre las mujeres suscita el hombre joven suficientemente sano pero de cuerpo ligeramente fofo, que no gordo, y que no están obsesionados con su cuerpo, lo que los hace más humanos, naturales y atractivos.”

¿Disculpe? Es que mi corta cabeza de obsesionado, poco humano, no natural y menos atractivo no da para más. Eso es lo que debo ser según la definición de esta señorita.

En cuanto a gustos no hay nada escrito, e igual que pueden gustar los morenos, gustaran los rubios, con barba, afeitados, calvos, con más barriga y con menos… Los colores están ahí y tu pintas el salón con el que te da la real gana. Ahora, no me vengan a decir que porque pinte mi salón de un color determinado sea tal o cual cosa.

Ah, pero es que resulta que Leonardo DiCaprio, Jason Segel o Ben Affleck, son ahora los “fofisanos”. Perdón por las lágrimas pero es que me da la risa. Estos señores, que andan escasos de recursos económicos y cuyo físico luce en base al tipo de papel que tengan en sus películas,  lo mismo tienen que estar en un estado de forma ideal como tirarse al barro y quedarse con un cuerpo “normal”. Que al igual que ahora vende estar “fofi”, bien venden luego cuando se ponen “cachas” para la película de moda cómo han logrado ese cuerpo, la dieta, los entrenamientos maravillosos y al entrenador personal de moda en Hollywood.

afleck fit

Ben-Affleck fat

Y sí, digo “normal” entre comillas porque para lo que para uno es normal puede que para otro no lo sea. Y para mí normal es un cuerpo ni fu ni fa, ni más ni menos, y con la genética le ha dotado la madre naturalez. Llevar una vida normal, en la que te ejercitas si tienes tiempo, comes lo que puedes o te dejan entre tus horas de trabajo para luego tomarte tus copazos el fin de semana, para mí no es normal, es aburrido, y puestos a opinar, ya que opinamos todos, un poco borreguil.

Lo que me mata del todo es la afirmación “no a la dieta capicúa, basada en comer lo mismo para desayunar que para cenar, y recuerdan que la alimentación equilibrada, el deporte y la salud van de la mano.” Si esa es tu idea del fitness es que estás muy equivocado y te crees todas la patochadas al respecto.  Y más si resulta que ahora entrenar y cuidar lo que uno come es “antinatural” y prefieres meterte unos copazos o unas cervezas antes que algo que te aporte nutrientes de verdad. Al igual que decir que hay que hacer una dieta variada o equilibrada, lease “Lo que dice la ciencia sobre dietas, alimentación y salud” y cuestionese qué es una dieta saludable o equilibrada y qué es lo que nos han hecho creer al respecto.

Es un error de base pensar que hay que comer lo mismo siempre. Se puede tener una alimentación variada y equilibrada, hacer ejercicio y tener salud y no estar blando. La ignorancia es atrevida pero como viene de Hollywood y somos gilipollas ahora todos los que no buscan un físico en concreto se harán llamar “fofisanos”. Ya tienen la excusa perfecta cuando te vengan a dar sus argumentos de por qué no buscan una “tableta” abdominal definida. Bueno, yo tengo mi opinión al respecto, y más bien es porque no tienen la paciencia, valor y la determinación para hacerlo. Si se lo ofreciesen de manera rápida, fácil y sencilla (por eso triunfan ciertas pastillas milagro, dietas milagro, ejercicios milagro), gran parte de ellos firmarían con sangre ese pacto con el diablo del fitness.

Pues me alegro por ellos y por ellas, por todos y por todas, me parece igual de loable una elección que la otra, pero al menos respetad y dejad de tocarnos las “mancuernas” con lo de siempre. Decir que una personas que entrena y cuida su alimentación es un obsesivo y artificial es lo mismo que si yo digo de esos “fofisanos” que son unos vagos que no tienen ni pajolera (por no decir algo malsonante, que leer a Risto Mejide está afectando mi forma de escribir) idea de comer ni entrenar.

Así que cada uno con su rollo y respetando las cervezas de cada uno, las tapitas de cada cual y los entrenamientos de los demás.

Añado que yo me tomo mis cañas, me como alguna tapita y disfruto de mis paseos mañaneros a lo jubilado. Pero me gusta un tipo de físico, y al menos por ahora puedo tenerlo.

 

Anuncios

2 comentarios en “Fofisanos: La nueva moda de Hollywood

  1. Ya sabes que yo soy, de siempre, fan del cuerpo masculino tal como lo hacea naturaleza, es decir, el del señor que cuida lo que come, cuida su estado físico pero ni aspira a un cuerpo definido y perfecto ni renuncia a darse un capricho o un festín de tanto en tanto. Al final, del tipo que se siente cómodo en su cuerpo y no lo convierte en un objetivo final o una obsesión, porque, lo más atractivo de un hombre no es, ni de lejos, su cuerpo. Dicho esto, cierto es que las modas son una gilipollez y es tan gilipollez el fofisano como el supermazao. Cada uno puede hacer lo que quiera y el que se deje llevar por la moda, tonto es, pero de ahí a decir que alguien que no quiere estar definido es un vago, hay un mundo. Hay muchos hombres que no van al gym, pero juegan a fútbol o salen en bici o practican cualquier deporte y se mueve, aunque no quieran alcanzar un cuerpo definido porque se sienten cómodos y a gusto en su cuerpo. Y es tan respetable (y para mi mucho más sexy) como cualquier otra opción.

    Me gusta

  2. Inculcan el gilipollismo en vez de algo tan coherente como el vive y deja vivir. Y la industria del fitness, al igual que muchas otras, nos venden cuerpos que no son siempre sanos. ¿O acaso en Hollywood o en la industria de la moda fomentan cuerpos reales cuando una mujer es vieja a partir de los 30 años? Pero claro, eso está aceptado y es un ejemplo a seguir pero ser constante en el gimnasio y tener una alimentación “sana” está mal visto. Pues muy bien, sigamos siendo unos hipócritas sociales. Eso sí, chicos con six-packs no, pero las tías con las tetas bien gordas, aunque sean de plástico. Hakuna Matata, no es tan difícil.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s