DUDA DE TU ENTRENADOR

Quizá al leer el título te sorprendas, sin embargo a lo largo de la entrada te voy a ir explicando por qué tienes que dudar de tu entrenador.

Estamos en una sociedad donde la información está al alcance de un click y en donde podemos encontrar diferentes opiniones con respecto al mismo tema, opiniones similares y opiniones totalmente enfrentadas.

En el caso del ejercicio físico y la alimentación, si tecleamos en Google los términos “rutina adelgazar”, “rutina perder peso”, “dieta perder peso” o “dieta adelgazar”, nos encontramos resultados van desde los 479000 hasta los 1160000.

captura-de-pantalla-2016-12-21-a-las-20-49-43captura-de-pantalla-2016-12-21-a-las-20-49-58captura-de-pantalla-2016-12-21-a-las-20-50-09captura-de-pantalla-2016-12-21-a-las-20-50-19

Por tanto, el criterio para poder diferenciar el grano de la paja tiene que ser bastante estricto para no volverse loco.

En este sentido aparece la imagen del entrenador, ser omnisciente que puede solucionar nuestros problemas y dudas.

He aquí el error, y no me refiero a que tengamos que dudar de todo entrenador y poner en tela de juicio aquello que hace con nosotros. Sin embargo, tenemos que ser curiosos y cuestionar a nuestro trainer. Cuestionar en el sentido de hacer preguntas: ¿por qué hacemos esto en vez de aquello?, ¿por qué este ejercicio efax-180_720s mejor que aquel? O más claro: ¿por qué haces esto conmigo? No se trata de poner en un compromiso a tu entrenador, pero sí de valorar si sus conocimientos están a la altura de lo que necesitas, de lo que reclamas y, por tanto, de lo que pagas por sus servicios.

Estamos en la era del copia-pega, del vídeo de Youtube, de la autosuficiencia y del autodidacta. En este momento es donde el entrenador tiene que marcar su diferencia.

Valora su titulación académica, pregunta por su experiencia previa, su bagaje en el campo que está entrenando… Todo eso tiene que demostrártelo en el momento que le hagas una pregunta y no dude en contestarte.

Evidentemente no somos enciclopedias con patas y en algún momento pueden aparecer cuestiones que no sepamos responder, pero por eso no puede cundir el pánico. Dentro de toda la información tu entrenador tiene que saber diferenciar ese grano del que hablaba anteriormente y dar la respuesta sin dudar.

Todo esto también hay que aplicarlo al nutricionista, el encargado de pautar la dieta que vas a llevar a lo largo de una temporada y que marcará tus hábitos a lo largo de tu vida si es capaz de inculcártelos de manera saludable.

La imagen es muy importante a la hora de ver si nuestro entrenador o nutricionista saben de lo que hablan, sin embargo, no hay que fiarse exclusivamente de eso.

Puede que no sea oro todo lo que reluce.

30-fails-photoshop-22

Un estudio realizado en el ámbito médico halló que se percibe que los médicos que no son obesos son más idóneos para aconsejar sobre la salud que los médicos son sobrepeso. Otro estudio indicó que los pacientes escuchan más los consejos sobre salud del médico no obeso que del que es obeso (1). En otro estudio los investigadores examinaron el impacto del IMC de los médicos sobre la atención a la obesidad y vieron que los facultativos con un IMC normal, en comparación con los médicos obesos o con sobrepeso, eran más propensos a entablar con sus pacientes obesos un diálogo sobre el peso (el 30% frente al 18%) y más propensos a diagnosticar a un paciente como obeso si perciben que el IMC del paciente llega o excede al suyo (93% frente al 7%). Sin embargo en otra investigación (2) se estudió de forma especifica  la confianza en general, con resultados similares. Pero al preguntarles sobre la credibilidad en temas relacionados con la pérdida de peso  y consejos para adelgazar, las pacientes confiaron significativamente más en los consejos de los médicos con obesidad (8,7 puntos) que en los de peso normal (7,7 puntos).Tal y como apuntan los autores, es probable que al compartir la condición de obesos, se produzca una mayor empatía y una mejor comunicación e interacción entre el paciente y el médico, lo que impacta positivamente en la credibilidad.

En este sentido me aventuro a hacer un símil y extrapolar los resultados de los estudios anteriores y puede que la imagen sea también muy importante a la hora de elegir a nuestro entrenador. Esta imagen puede que nos de un feedback muy positivo y logre que nosotros empaticemos más con los resultados que queremos llegar a conseguir. Y ya no digamos si tu entrenador/a ha sufrido un cambio drástico y espectacular que le sirva como ejemplo para alentar a las legiones de fans.

Con todo esto quiero volver al principio para que cuestionéis aquello que se os pueda plantear, que seáis críticos y tengáis una mente inquieta. Y sobre todo, buscad verdaderos profesionales en todas aquellas áreas en las que necesitéis ayuda.

 


 

  1. Efecto del peso del médico sobre las actitudes del paciente
  2. ¿Son menos creíbles o eficaces los dietistas y médicos con sobrepeso?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s